Chronicles of the world's nations


    Ficha de Wang Yao (China)

    Comparte
    avatar
    Wang Yao

    Mensajes : 2
    Fecha de inscripción : 25/11/2010
    Edad : 22
    Localización : Beijing, China

    Ficha de Wang Yao (China)

    Mensaje  Wang Yao el Vie Nov 26, 2010 5:53 am

    Nombre: Wang Yao [Orden occidental: Yao Wang] – República Popular China

    Edad:
    Verdadera:
    4000 años
    Aparente: 21-22 años

    Aspecto Físico:
    Primero que nada hay que decir que su apariencia es notablemente andrógina. Lo es ya que sus rasgos no son muy marcados y tiene el cabello largo. A pesar de todo esto no está acostumbrado a que se le confunda con una mujer pero tal vez para su desgracia, pasa ante los demás como una (algunas veces, no todas). Su cabello es completamente lacio y fino, por lo tanto, puede llegar a enrredarse con facilidad. Le llega un poco más debajo de los hombros. Al no ser costumbre suya traerlo suelto, lo ata en una coleta baja mientras deja su frente al descubierto. En otras ocasiones lo trae suelto pero toma un par de mechones y los ata, lo que hace que parte de su cabello este suelto y el otro esté amarrado. Es un peinado sencillo que no suele usar.

    Ojos algo grandes y de color oscuro, como su cabello. Se supone que sus ojos son oscuros aunque siempre cambian con la luz. A veces se ven de un hermoso color ámbar, en otros achocolatados y en algunas ocasiones negros. Su piel es blanca y ligeramente amarillenta gracias a su origen notablemente asiático. Usualmente sus mejillas traen un ligero tono rosado que se intensifica y pasa a rojizo cuando se sonroja o molesta demasiado. Como detalles adicionales se podría añadir que posee una cicatriz en su espalda que va desde un poco más debajo de uno de sus hombros, tal vez desde el omóplato hasta el comienzo de su cintura. Otra cosa más que se debería añadir es que en uno de sus glúteos tiene una marca que tiene forma de nada más y nada menos que un panda.
    Spoiler:

    Personalidad:
    Su personalidad puede considerarse algo quisquillosa.

    Yao se ve, normalmente, como alguien jovial y alegre. Es del tipo de personas que al conocer a alguien se muestra bastante sociable y amable. Tiende a sonreír cuando algo o alguien le agradan. Claro, esto siempre será con las personas que le agradan o acaba de conocer. Yao siempre tratará a las personas dependiendo de cómo esta persona le caiga a él. Usualmente se presenta tranquilo y detesta por completo las peleas. Al ser bueno leyendo la atmósfera siempre sabrá cuando es el momento indicado para decir algo y cuando es el momento menos indicado para decirlo. Tiene, por así decirlo, un instinto de hermano mayor. No le agrada ver a personas menores que él en aprietos y le gusta ayudarlos. Para su enorme desgracia tiene la horrible mala suerte de que tal vez y todo lo que hace le sale mal puesto que cuando intenta ser un hermano mayor siempre terminan ignorándole. También es extremadamente supersticioso aunque no muy religioso del todo.

    Está de más decir que Yao es sumamente sincero. Detesta las cosas rebuscadas y odia las mentiras. Es más, se podría decir que tiene un "sexto sentido" para saber cuando una persona le está diciendo una mentira. Jamás será normal en él que le mienta a alguien y mucho menos que engañe a una persona con algo que no es cierto. Odia y detesta pensar en las cosas que él cree que son "demasiado complicadas". Cuando esto sucede el chino tenderá a bufar y protestar sobre eso.

    Algo más que tiene es que es demasiado protestón. Protesta cuando algo no le agrada y puede tornarse hasta infantil. Irritable como un niño a veces. Puede ser tan quisquilloso que cualquier comentario que se haga sin pensarse mucho y pueda tener un doble sentido lo pondrá molesto. Nunca se puede callar cuando algo le enfada y protestará.

    Es terco por naturaleza. Yao no acepta algo hasta que le insistan con que es verdad y es más, cuando lo acepta es porque se cansa de que le insistan una y otra vez. Orgulloso porque a veces puede ser tan orgulloso que no le gusta admitir cosas que pueden considerarse vergonzosas y que le dan pena admitir. Esto significa que a Yao le puede dar pena y costarle decir cosas que él considera vergonzosas. Es bastante vergonzoso y cualquier insinuación siempre lo hace sonrojarse bastante y cuando esto pasa le va a replicar a la persona que insinuó tal cosa hasta que le den una razón correcta para que esté diciendo esas cosas. Cabe recalcar que su paciencia siempre será a medias. Intentará aguantar un poco más pero siempre terminará explotando y diciendo cosas que la gente ni entenderá.

    Inteligente y listo, siempre atento a lo que sucede a su alrededor. Varios sucesos en su vida le hicieron madurar rápidamente. Cuando alguien necesita un consejo o algo Yao estará dispuesto a darlo. Si se gana su confianza y se le tiene de amigo puede dar cualquier consejo aunque si no le agradas mucho, además de que no podrá disimularlo, pensará mucho en si darte un consejo o no.

    Para que se sienta mal es algo difícil. Normalmente no hace caso a las "palabras necias" de las personas que buscan hacerlo sentir mal o menos. Se podrá siempre y cuando se utilicen esos sucesos en su vida que le han dolido bastante cosa que Yao no cuenta tan fácilmente. En el momento que esto suceda siempre evitará que alguien le vea triste. Detesta que le vean de ese modo y si la persona se preocupa podrá enojarse bastante.

    Adora las cosas tiernas y monosas y por lo tanto, cuando ve una no podrá disimularlo. Siempre se hará el fuerte para resistirse a esa cosa que se le hizo tan tierna pero puede ser que termine por ceder. Ama los pandas y los peluches de kitty y es por eso que se puede considerar un tanto infantil en cuanto a sus gustos se trata. Una de las razones por las cuales se resiste tanto es que siempre quiere verse maduro frente a las demás personas (a pesar de que sobre su madurez no se debe dudar). Odia que una persona le tache de infantil e inmaduro sólo por haber abrazado a un peluche tanto de panda o de kitty. Si esto sucede, no dudará en defenderse y replicarle a esa persona. Hay que añadir que le gusta estar a cargo de las cosas o tener lo que le gusta.


    Familia:
    Durante muchos años, varias naciones estuvieron bajo el cuidado de Yao y él los llegó a considerar como sus hermanos, entre ellos están: Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Vietnam, Taiwán, Tailandia, Tíbet, Mongolia y varios más.

    Biografía:

    China es una de las naciones más antiguas del mundo, y por lo tanto, su historia es bastante larga a decir verdad.

    Los orígenes de China son en la cuenca del Río Amarillo, donde surgieron las dos primeras dinastías, la Xia y la dinastía Shang. No fue hasta la dinastía Zhou que Yao conoció a un chico más pequeño, que se presentó a él como Japón. En el tiempo que él conoció a Japón su país tenía muchas peleas, y por lo tanto, fue en el Período de las Primaveras y los otoños, fue un periodo plagado de batallas y con las anexiones de pequeños estados. Yao se encargó de cuidar a Kiku como si fuera su hermano pequeño, a pesar de que Japón no lo veía a él como su hermano mayor. Todo esto terminó cuando Japón hirió a China por la espalda, dejándole la cicatriz que ahora posee en la misma. Desde ese entonces, ambos siempre han estado en el bando contrario, siendo enemigos en las guerras.

    Seguida de la dinastía Zhou, vino la Qin, esta dinastía unificó a China y es la responsable de que se hubiera construido la Muralla China. La dinastía Qin fue la que cambió el término “Wang” que significa “Rey” por el término “Huangdi” que es “Emperador” en chino mandarín y se hicieron llamar “Primer emperador” “Segundo emperador” y así consecutivamente. Se sabe que el primer emperador era casi paranoico y siempre buscaba la forma de ser inmortal, bebiendo mercurio y sólo logrando que muriera más rápido y se volviera loco. En su tumba fueron hallados los famosos Guerreros de Terracota.

    Durante la dinastía Qing el territorio de China se expandió, allí fue cuando se incluyó a la joven Taiwán, al Tíbet, Xinjiang y a Mongolia como parte del país. Justo en esa misma dinastía, Yao conoció a Inglaterra o Arthur Kirkland. Con ese país hubo negociaciones aunque luego tuvieron una guerra, la Guerra del Opio. Fueron dos en realidad, y no fue hasta la Segunda Guerra del Opio que Inglaterra logró quitarle a Hong Kong. Yao desde las guerras del opio detesta a Inglaterra, razones por las que cuando está con él, y termina de hablar, añade la palabra “ahen” en vez de “aru”. “Ahen” significa “opio”. Para empeorar las cosas, años después de las guerras hubo un conflicto con Japón y allí es cuando se forma la guerra sino-japonesa. China pierde esta guerra y en el Tratado de Shimonoseki reconoce la independencia de Corea o Yong Soo y cede a Taiwán, ahora ambos hermanos pasan a estar bajo el mandato de Kiku Honda.

    La derrota frente a Japón provoca que todos sientan descontento hacia la dinastía Qing. El diez de octubre ocurre el levantamiento de Wuchang, este provoca la rebelión de Xinhai que termina con el derrocamiento de esa dinastía, la Qing. Sin embargo, la República Popular China no fue fundada hasta el El 1 de octubre de 1949, cuando Mao Tse-Tsung proclama la República Popular China desde la puerta de Tian’anmen en la Ciudad Prohibida, en la actual capital de China.

    Peculiaridades:
    -Siempre que termina de decir alguna frase u oración, añade el sufijo “aru”. Cuando habla con Arthur Kirkland lo cambia por “ahen” que significa “opio”.
    -Su animal favorito son los pandas y tiene muchos peluches de este animal.
    -Además de los pandas, le gusta mucho Hello Kitty y tiene peluchitos de esta muñeca.
    -La bebida favorita de Yao es el té, lo adora y lo toma bastante seguido.
    -Ama la comida y siempre la pone primero que nada. Prefiere llegar tarde a una reunión que dejar la comida.
    -Es orgulloso de la cultura de su país. Adora celebrar el Año Nuevo Chino, pero no le gustan las tradiciones occidentales, entre esas, la Navidad.
    -No le gusta la comida cuando tiene cierto patrón de sabores.
    -Es quisquilloso cuando de comer se trata. Tiene muchos protocolos y no se molestará en decirle a una persona que está comiendo como no se debe. Al menos cuando come comida china, claro está.
    -Le tiene un miedo fatal a Rusia. Puede llegar a quedarse en shock cuando él está cerca.

    Prueba de escritura:

    Los primero rayos del sol comenzaban a aparecer en el oscuro firmamento, anunciando que estaba a punto de amanecer. Usualmente, a esta hora las personas normales siempre están durmiendo, claro, nadie desperdiciaría unas buenas horas de sueño, cuando aún casi todos duermen plácidamente. Claro, él tampoco era una excepción. La luz del sol aún no le despertaba y ahora, dormía abrazado a un peluche de panda, mientras el resto de su cuerpo era cubierto por una sábana. En su rostro tenía una expresión tranquila, como si estuviera soñando con algo realmente tranquilo. Con el pasar de los minutos, se volteaba o quedaba boca arriba, y así consecutivamente. En una de esas, cuando estaba boca arriba, los rayos del astro rey comenzaron a entrar por la ventana, terminando su recorrido en la habitación sobre el rostro del asiático. Sus cejas de fruncieron y su rostro puso una mueca molesta. Algo le incomodaba.

    Tomando con sus manos la sábana, se volteó, dispuesto a volver a dormir. Pasaron un par de segundos hasta que cayó sentado en su cama, con el cabello sobre su rostro y una expresión adormilada. Llevó su mano a su cabello suelto y lo echó para atrás, y luego, talló uno de sus ojos con algo de pereza, bostezando. Pasaron un par de segundos quizás, antes de que el chino se pusiera de pie y comenzara a prepararse para comenzar con un nuevo día.

    Antes de darse cuenta, se vio a sí mismo preparando el desayuno, con una pequeña sonrisa. No podía comenzar un día con el estómago vacío, era demasiado obvio. Él era el tipo de personas que si no comía antes de comenzar con el día, no podía hacer absolutamente nada. Era como si no tuviera una razón para hacer todo correctamente.

    En el momento que terminó el desayuno, lo sirvió, preparándose para comer. Tomó entre sus manos los palillos, aquellos que les daban tantos problemas a algunos para tomar, para él, eran bastante sencillos de usar. Iba a probar la comida cuando de la nada, una nota sobre la mesa llamó su atención. ¿Y eso? Dejó los palillos justo en dónde los había tomado y con sus dedos, tomó la nota, abriéndola y comenzando a leerla. Su expresión fue cambiando, primero a una normal, luego a una un poco seria, seguida por una completamente en shock.

    ¿Corea iría a su casa? ¿QUÉ? N-no podía ser. Es decir, ¿Por qué hoy y no mañana? No le molestaría que el joven coreano fuera a su hogar, siempre y cuando no le colocara una mano encima para manosearlo, todo estaría bien, pero lamentablemente, el otro asiático NUNCA aprendía que manosear los “pechos” inexistentes de otras personas estaba mal. Llevó su mano a su sien, masajeándola.

    -Vamos, será sólo una…p-pequeña visita aru.-intentaba convencerse. Pasaron unos segundos, antes de que hiciera un pequeño puchero, no deseaba que Corea fuera a su casa. NO ESE DÍA.-Aiyaa, estas cosas sólo me pasan a mi aru.-infló las mejillas, dando a entender que ahora, estaba molesto.-No me gusta aru. Ahora estoy molesto aru.-hablaba consigo mismo, aun manteniendo esa expresión molesta en su rostro.

    Ahora…realmente no tenía mucho que hacer. En lugar de tener un día relajado y tranquilo, tendría un día molesto, donde su hermano de seguro le haría la vida imposible y le hará enojar.

    Definitivamente, hoy no sería su día de suerte.
    avatar
    Sadiq Adnan
    Admin

    Mensajes : 109
    Fecha de inscripción : 08/10/2010
    Edad : 26
    Localización : Atenas º¬º

    Re: Ficha de Wang Yao (China)

    Mensaje  Sadiq Adnan el Vie Nov 26, 2010 7:12 am

    Jajajajaja pobre Corea, lo evitan jajajajaja. Amé tu ficha -hasta quisiera ser Iván para xxxxx- ¬¬

    ACEPTADO Puedes comenzar a rolear!!!

      Fecha y hora actual: Jue Dic 13, 2018 2:29 am